Con cada una de sus lámparas Miguel reactualiza aquella idea de belleza que inaugurara el conde de Lautréamont, basada en el encuentro fortuito de objetos dispares.

 

 

Ana Adell

Suscripción de actualizaciones

Felicidades!Has suscrito.